Té verde: el delicioso brebaje que apoya a las MUJERES durante y después la MENOPAUSIA

Publicado por Coral De La Vega en

 

Apreciado por su gusto, el té verde también recomienda desde hace milenios como remedio natural. Conocido por su actividad antioxidante y su efecto cardioprotector, este delicioso sabor puede ser beneficioso para las mujeres después de la menopausia.

Eso es todo lo que revela un estudio publicado en la revista científica The American Journal of Clinicat Nutrition1.

Descubramos juntos los prometedores resultados de este estudio. Un extenso estudio sobre mujeres postmenopáusicas sanas: Si bien ya ha dejado de contar el número de estudios científicos publicados sobre el té verde, varios de ellos han concluido que el consumo de té verde podría ser contra los riesgos cardiovasculares. Esta acción positiva debe estar asociada a su función excepcional de catequinas, que son conocidos por su potente acción antioxidante.

 

Entre estas moléculas, la epigalocatequina galato (EGCg) es una de las más conocidas por sus beneficios contra el estrés oxidativo, los daños causados ​​por los radicales libres y el viejo celular. Es precisamente el efecto beneficioso de este antioxidante natural el que ha querido evaluar un equipo de investigación americano en mujeres postmenopáusicas sanas. Para ello, los investigadores han realizado un estudio doble ciego con un control placebo, con 1.075 mujeres.

 

Éstas últimas estaban divididas en dos grupos: un grupo recibía suplementos a base de un extracto de té verde estandarizado en catequinas mientras que el segundo grupo recibía cápsulas placebo. Los efectos de estos suplementos de té verde han sido objeto de seguimiento durante un año por los investigadores, que han medido la evolución de los niveles de varias moléculas de interés. Se han interesado particularmente en los parámetros lipídicos sanguíneos como el nivel total de colesterol en circulación, el nivel de colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL, del inglés High Density Lipoproteins) y el nivel de triglicéridos. En efecto, los investigadores deseaban verificar que las catequinas del té verde podrían tener un efecto positivo en el perfil lipídico de las mujeres postmenopáusicas.

 

Eficacia de la EGCg en el perfil lipídico de las mujeres postmenopáusicas: Al final de sus análisis, los investigadores pudieron comparar los parámetros sanguíneos de 936 mujeres postmenopáusicas. Esa comparación evidenció una diferencia significativa entre el perfil lipídico de las mujeres que habían recibido suplementos de catequinas de té verde y el del grupo placebo. En efecto, los antioxidantes del té verde, entre los que se encuentran las EGCg, habrían permitido una disminución del 2,1 % de colesterol total en circulación en las mujeres postmenopáusicas.

 

Esta constatación fue por otra parte más importante en las mujeres que presentaban un nivel elevado de colesterol total antes del comienzo de la cura con té verde. Además, los investigadores observaron que los niveles de “colesterol malo” (colesterol de las lipoproteínas de baja densidad o LDL, del inglés Low Density Lipoproteins) habían disminuido como media un 4,1 % mientras que los niveles de “buen colesterol” (colesterol de las lipoproteínas de alta densidad o HDL, del inglés High Density Lipoproteins) no parecían haber experimentado ninguna modificación. Por eso los investigadores concluyeron que las catequinas del té verde, entre las que se encuentra las EGCg, son posiblemente beneficiosas para mejorar el perfil lipídico en las mujeres postmenopáusicas.

 

¡Por ello se recomienda beber 3 tazas de té verde al día y de esta forma obtener todos sus beneficios!


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario