Los buenos hábitos son la mejor herencia que le puedes dejar a tus hijos ¡Practica estos 3 hábitos saludables junto con ellos!

Publicado por Administración Wellness Store en

Una alimentación saludable es fundamental para el desarrollo de los niños, por eso es importante que los adultos los que guían a sus hijos en esta materia.

1~ Siempre llevar un snack saludable

Es aconsejable llevar “snacks" nutritivos, tanto para los niños dentro de sus loncheras, como para los adultos a la hora del almuerzo, de esta forma se puede ahorrar dinero y se puede lograr un control del tamaño de las porciones, evitando comer de más.

Existen "snacks" ideales para "picotear" en el recreo, que también pueden implementarse en la vida adulta para aliviar el hambre entre comidas. Al igual que los niños, todos los adultos deberían comer cada tres o cuatro horas para mantenerse activos. Por último, llevar agua o jugo en una botella desde casa es una buena idea para mantenerse hidratado y no caer en la tentación de ingerir gaseosas o bebidas azucaradas. Estar ligeramente deshidratado puede afectar a la memoria, la concentración y la cognición y esto sólo puede resolverse bebiendo líquidos constantemente.

Estos “snacks” son ideales para comer entre comidas 

2~ Educar el paladar a comer alimentos enteros

Se les ha acostumbrado a los niños que hay un menú “especial” para ellos en restaurantes y algunas veces en casa, estos menús generalmente están compuestos de platillos fritos, azucarados, altamente procesados y muy poco nutritivos; es importante enseñarlos a comer alimentos enteros y limpios. Por eso los adultos deben de reeducarse y aprender a comer conscientemente.

¡Visita nuestro blog para descubrir recetas nutritivas y saludables !

3~ Enseñar a comer conscientemente

La hora de la comida no se trata solamente de ingerir los alimentos, también es un momento de comunicación familiar, para compartir experiencias, ideas e informaciones entre todos, para hablar en familia de las cosas que nos han pasado, es también la oportunidad de degustar conscientemente un nuevo platillo, así que cuando a los niños a se les inculca el hábito de probar, no sólo experimentan el sabor cuando conocen un nuevo alimento, se involucran con todos sus sentidos, exploran cómo la comida se siente, cómo se ve y cómo huele. Algo tan simple como una pequeña legumbre se convierte en un objeto de fascinación para inspeccionar, analizar y disfrutar.

Por este motivo los niños pequeños captan hábilmente un concepto de nutrición que los dietistas pasan meses enseñando a sus clientes adultos: comer conscientemente. Esto significa bajar la velocidad, experimentar el sabor de cada bocado y realmente tomarse el tiempo para ver, oler y probar la comida sin ningún tipo de distracciones externas.

¡Descubre cuáles son los super-alimentos que más les ayudan!


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario