La dieta del té verde

Publicado por Administración Wellness Store en

te verde

 

Esta dieta consiste en beber té verde varias veces durante el día. La idea es que los ingredientes en el té verde ayudan a bloquear la absorción de grasa, lo que puede reducir el aumento de peso. El té verde también acelera el metabolismo, incrementa los mecanismos de quema de grasa y ayuda a disminuir el peso. La dieta del té verde fue popularizada por primera vez por los expertos en pérdida de peso y comida en Eat This, Not That! y promovido por Med-Health. Los creadores recomiendan hacer la dieta durante 17 días. Sin embargo, puede seguir tomando té verde con regularidad después de la dieta sin ningún efecto secundario negativo. De hecho, la mayoría de los ciudadanos chinos beben varias tazas de té todos los días durante toda su vida.

La dieta del té verde consiste esencialmente en beber al menos 4 tazas de té verde todos los días. Requiere tomar una taza de té verde a primera hora de la mañana y luego justo antes de cada comida. La dieta no restringe las opciones de comida, por lo que técnicamente puedes comer cualquier cosa, desde helado y vino tinto hasta pasta y carne; sin embargo, ten en cuenta que los mejores resultados de dieta se logran combinando una dieta saludable con un régimen de ejercicio. El té es el complemento de un programa para la pérdida de peso sólido.

1~ Comienza el día con una taza de té verde

En la dieta del té verde, comenzarás el día tomando una taza de té verde. Puedes prepararlo caliente o frío. El té verde contiene cantidades leves de cafeína que pueden ayudar a levantarte y empezar el día con energía. Los antioxidantes y las vitaminas también ayudarán a impulsar tu sistema inmunológico y a mantenerte saludable.

2~ Beber té verde antes de cada comida

Tu segunda taza de té verde viene justo antes de desayunar. Tomar una taza de té justo antes de una comida te ayuda a sentir saciedad. La premisa es que si tu estómago está lleno de té verde, consumirás menos calorías. El té verde también contiene compuestos químicos que indican la necesidad de convertir las reservas de grasa en energía. El consumo de una taza antes de cada comida ayuda a agilizar la digestión y mejorar la quema de grasa.

La dieta no impide tomar más de cuatro tazas de té verde por día. Puedes elegir una taza de té en lugar de una merienda durante el día. Los expertos recomiendan mantener el té verde en 5 o 6 tazas por día.

¿Te atreves a hacer el reto?


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario