Encuentra la paz interior en una taza de té, practicando esta meditación de atención plena

Publicado por Administración Wellness Store en

“Bebe el té lentamente y con reverencia, como si fuera el eje sobre el cual gira la tierra, lenta y uniformemente, sin apresurarse hacia el futuro; Vive el momento actual. Sólo en este momento transcurre la vida. ”- Thich Nhat Hanh

La hora del té es un momento especial que tiene la capacidad de reunir a las personas. A veces, cuando estamos tomando té, ya sea solos o acompañados, no estamos completamente conscientes de la taza e incluso de nuestros amigos sentados ahí con nosotros. Afortunadamente, Thich Nhat Hanh, tiene una práctica de meditación para beber té, que consiste en traer la mente al cuerpo mientras disfrutas de esta bebida que además brinda muchos beneficios para la salud.

La práctica de la meditación del té se puede hacer en cualquier momento del día. Sigue estos 10 simples pasos para comenzar tu viaje espiritual de té.

1~ Escoge una taza de té, cualquiera que sea la que te llame, y colócala con atención (todos los actos realizados durante este proceso deben completarse con atención).

2~ Luego selecciona el té que deseas degustar. Se puede usar cualquier té, sólo depende de tu preferencia actual. MI favorito por supuesto es el té verde Zen Tea 

3~ En una olla pequeña vierta agua fresca (el té siempre debe prepararse con agua fresca para una mejor calidad; puedes reutilizar el agua que sobre para otra cosa, no la desperdicies) y calienta casi hasta el punto de ebullición.

4~ Mientras esperas a que hierva el agua, siéntate y practica una breve meditación de respiración. Coloca una mano sobre el pecho y la otra sobre el estómago. Escuche los sonidos que te rodean, inhala y exhala, observa su respiración hasta que sea el momento de apagar el fuego.

5~ Una vez que esté caliente el agua, deja enfriar un poco antes de verter en la taza. Inhala. Exhala. Siente el vapor del agua a tu alrededor. Inhala. Exhala.

6~ Con toda tu atención, coloca el té que seleccionaste en la taza. Vierte el agua caliente sobre la bolsa de té.

7~ Mientras lo dejas reposar durante el tiempo recomendado, siéntate junto a tu taza de té y simplemente sigue la respiración, notando dónde te encuentras en este preciso momento. Agradece la taza de té que está frente a ti en este momento. Piensa en los trabajadores que recogieron y procesaron el té para que puedas tomarlo ahora mismo.

8~ Cuando se haya infusionado, toma con ambas manos, la taza y colócala debajo de tu nariz para apreciar el aroma. ¿Que notaste? Deja que te lleve a un momento maravilloso o crea uno nuevo en tu mente.

9~ Lleva lentamente la taza a tus labios, toma un sorbo y vuelve a preguntarte: ¿qué observas? Continúa disfrutando del té, dando pequeños sorbos, saboreando cada uno y devolviendo la mente a tu cuerpo.

10~ Recuerda que el proceso de meditación del té no es más que concentrarse en una cosa a la vez. Termina tu meditación dando gracias de nuevo y dándote cuenta de bello momento que acabas de experimentar.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario