4 formas de cuidar a tus músculos ¡Prevé y evita los molestos dolores!

Publicado por Administración Wellness Store en

El sistema muscular trabaja con los huesos para producir una amplia gama de movimiento. Además desempeña un papel importante en la respiración, la digestión y el sistema circulatorio. Preservar la función del sistema muscular mediante el desarrollo de hábitos que nos ayuden a reducir el estrés muscular y mejorar la función y la fuerza muscular es nuestro objetivo.

A continuación te vamos a explicar cuatro maneras de cuidar el sistema muscular con la finalidad de evitar dolores y molestias. La mayoría de nosotros ha sentido alguna vez una molestia o dolor muscular, así que sabemos de lo que hablamos.

1~ Entrenamiento de resistencia El entrenamiento de resistencia aumenta el tamaño del músculo mediante la construcción de filamentos de proteína más gruesos, la creación de más fluido en las células musculares y la creación de más miofibrillas, que contienen los filamentos de proteínas de los músculos. Este tipo de entrenamiento también aumenta la fuerza.

2~ Ejercicio aeróbico El ejercicio aeróbico tiene varios efectos beneficiosos sobre el sistema muscular. Fortalece el corazón, aumenta la resistencia, mejora la fuerza muscular, aumenta el tono muscular y ayuda a reducir la grasa corporal. Algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos incluyen:

3~ Postura correcta La postura tiene un efecto significativo en la eficiencia de los músculos y la cantidad de fuerza requerida para llevar a cabo diferentes tareas. La mala postura también hace que sea difícil para los músculos y los huesos el trabajar juntos para producir el movimiento. Una buena higiene postural nos ayuda a evitar estos efectos negativos sobre el sistema muscular. Con concienciación, constancia y paciencia, lograrás cambiar tus hábitos posturales.

4~ Uso de compresas de termoterapia Tanto el frío como el calor superficial tienen efectos terapéuticos. Por mecanismos diferentes ambos pueden romper el ciclo muscular de dolor-espasmo-dolor y reducir la inflamación. Es conocido que el calor aumenta la distensibilidad de los tejidos colágenos, disminuye la rigidez articular, reduce el dolor y la inflamación, alivia el espasmo muscular y aumenta el flujo sanguíneo.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario